La Fundación Globalcaja Horizonte XXII ha presentado en Albacete Start Up English, su programa para el aprendizaje de inglés y habilidades emprendedoras en Irlanda durante el verano para jóvenes de 12 a 18 años, como han dado a conocer el presidente y la directora general general de la fundación, Rafael Torres Ugena y Carla Avilés Rogel; el director general de Hatton Events, Carlos Jiménez Leal; y el director general de H4 languajes & fun, Miguel Prim Sorribas.

Esta actividad formativa, que llega ya a su tercera edición, ofrece a los niños y jóvenes de Castilla-La Mancha estancias de 3 semanas con alojamiento en familias de las localidades irlandesas de Carlow y Bray. Las clases de inglés, excursiones, actividades deportivas y de ocio, se combinan con talleres para el desarrollo del espíritu emprendedor que aportan un punto diferencial al programa.

Start Up English tiene como objetivo fomentar la creatividad, la imaginación, el autoconocimiento personal, la comunicación y el trabajo en equipo, estimulando la proactividad de niños y jóvenes.

Rafael Torres Ugena, subrayó la importancia de que niños y jóvenes salgan de su país de origen para conocer otros idiomas y culturas, y parafraseó a Luis Cernuda al afirmar que “no conoce su país quién sólo su país conoce”. En su opinión, es necesario conocer otras culturas para sacar conclusiones y apreciar nuestras carencias y virtudes. Según el presidente, el programa se ha diseñado “desde la ilusión, que preside todos nuestros actos” y  haciendo un importante esfuerzo, también para concienciar a las familias. “Contamos con la colaboración de quién más sabe educación: la Consejería de Educación, Cultura y Deportes” a la que agradeció “la apertura de miras, interés y apoyo”.

El programa, explicó el también vicepresidente de Globalcaja, no sólo pretende que los alumnos aprendan o perfeccionen el idioma, sino también las habilidades emprendedoras, “que se adquieren mejor en edades tempranas, y serán de mucha utilidad en el futuro”. Torres Ugena incidió en la importancia de la tranquilidad de los padres, ya que el programa cuida especialmente la seguridad de los niños y jóvenes. Para hacerlo más accesible, añadió, la fundación da una beca de 500 euros por participante, y Globalcaja ofrece préstamo a 0%. El presidente de Globalcaja HXXII concluyó que el aprendizaje del idioma y habilidades de emprendimiento serán de mucha utilidad para quienes se están formando y tendrán que acceder en el futuro a un puesto de trabajo.

“Una aventura controlada y sin riesgos”

La directora general de la fundación informó de que esta tercera edición de Start Up English, se crea teniendo en cuenta “factores que consideramos primordiales en una aventura muy controlada y sin riesgo, cuidando mucho su protección” en lo que supone inmersión lingüística que “va mucho más allá”, con un programa de habilidades en emprendimiento a cargo de H4. No queremos olvidar, indicó, que es periodo estival, que los alumnos tienen que descansar, lo que se tiene mucho en cuenta en su metodología para que se diviertan. Según sus palabra, “es un programa de entrenamiento” porque de las habilidades que ahora adquieren se desarrollan durante toda la vida. Según Avilés, “no paramos de innovar”, incluyendo las diferentes colaboraciones, por lo que este año tres relevantes empresas se han sumado al proyecto: Lenovo, Asisa y Campofrío, “a las que agradecemos su confianza”. Este verano se llevarán a cabo, indicó, dos convocatorias, aumentando el número de becas a 150.

Carlos Jiménez, por su parte, recordó que Start Up English es un programa innovador y pionero porque no hay en el mercado nada que sea parecido, que evoluciona cada año con nuevos contenidos y metodología, sin descuidar los valores básicos: familias de confianza para que chicos estén en entorno agradable, las ciudades adecuadas para ellos, el programa en sí “que combina muy bien la formación y el ocio”, la seguridad de los menores y la comunicación con los padres, vía correo electrónico y listas de difusión de whatsapp.

El director general de H4, empresa que se encarga de la docencia en habilidades emprendedoras, cerró el turno de intervenciones explicando que el principal objetivo es que padres y alumnos, al final del programa, “consideren que ha merecido la pena”. Con la metodología Canvas se ha diseñado el programa que se desarrollará en dos localidades cercanas a Dublín: Carlow y Brey. Al margen de las clases de idiomas, desgranó,, durante 9 tardes se desarrollan actividades dedicadas al emprendedurismo y al ocio, diseñas con la colaboración de catedráticos de reconocido prestigio, con metodologías muy participativas para que los alumnos se sientan parte importante de ellas”, entre las que se incluyen visitas  a comercios, el desarrollo de un blog, o un canal de youtube, entre otras, además de convivir con alumnos irlandeses en los colegios. Los monitores que acompañarán a los niños tienen un nivel B2 de inglés, alto nivel de formación en el área emprendedora, así como en actividades de ocio. Para nosotros “es prioritario generar la confianza tanto de los alumnos como de sus padres”.

Seguridad y excelencia

La seguridad de los participantes y la calidad del programa son aspectos a los que la Fundación concede una importancia capital. Por ello, se alojarán en familias previamente testadas, con gran experiencia y excelentes referencias, en régimen de pensión completa. En el programa se cuida especialmente que exista una comunicación fluida con los padres, por lo que se ofrecerá información diaria mediante correo electrónico y WhatsApp y que los chicos cuenten con el tutelaje y cuidado de un monitor, que les acompañará cuando estén fuera de las familias, y estará localizable telefónicamente las veinticuatro horas del día. Desarrollo talento individual, promover trabajo en equipo, diálogo y comunicación, y fomentar la autoestima.

Los jóvenes asistirán a 20 horas semanales de clases de inglés, talleres y actividades para desarrollar sus habilidades emprendedoras, contarán con 3 excursiones de día completo a diferentes localidades irlandesas, así como deportes y actividades de grupo durante 2 tardes a la semana, acompañados por monitores bilingües.

Las ciudades seleccionadas para acoger el programa son Carlow y Bray, especialmente adecuadas, tanto por sus características específicas como por el alto nivel de sus instalaciones, y su ubicación.

Para hacer más accesible a las familias esta iniciativa, la Fundación beca cada matrícula con 500 euros. De este modo, el programa, cuyo valor en el mercado es de 2.780 euros costará 2.280. Globalcaja ofrece préstamos en condiciones ventajosas.

Toda la información se encuentra disponible en la página web de la Fundación Globalcaja Horizonte XXII (www.horizontexxii.com), donde también se realizan las inscripciones.