Más de 600 jóvenes han participado ya en Start Up English, de Globalcaja HXXII

Descargar imagen

La Fundación Globalcaja Horizonte XXII ha presentado esta mañana en Albacete Start Up English, la inmersión lingüística en inglés durante el verano en Irlanda para jóvenes que también adquirirán habilidades emprendedoras y de liderazgo. El director de la Fundación Globalcaja Albacete, Francisco Martínez Ortuño, ha presentado a los asistentes: la directora general de la Fundación Globalcaja HXXII, Carla Avilés; el director de marketing de Hatton Events, Alberto de Diego; y el director de H4, Miguel Prim.

Como ha explicado Carla Avilés, Start Up English oferta, por sexto año consecutivo, a los jóvenes de la región estancias de 3 semanas en Irlanda durante el verano para que vivan lo que esperan sea “la mejor experiencia de sus vidas, como nos han dicho otros participantes al volver”. La directora genera informó de que Start Up English, en el que ya han participado 633 jóvenes, nació para cubrir dos necesidades: el aprendizaje y perfeccionamiento de la lengua inglesa, y la adquisición de habilidades emprendedoras, dos cuestiones en las que la fundación y la Consejería de Educación, que apoya el programa, están en sintonía. Avilés recordó que el programa se desarrolla de la mano de Hatton Events y de H4, y cuenta con la colaboración de empresas colaboradoras del nivel de LENOVO, ASISA y Campofrío, que aportan las tablets con las que se premian los mejores trabajos de los jóvenes así como el material tecnológico en los talleres; una excelente cobertura sanitaria, y los productos típicos de nuestra gastronomía con los que se celebra el Día de España en Irlanda. Además, concluyó, Globalcaja ofrece financiación en condiciones muy especiales para facilitar a las familias su participación en el programa.

Por su parte, Alberto de Diego puso los 26 años de experiencia de Hatton Events al servicio de Start Up English, un “reto apasionante”, que se celebra este año en las ciudades de Thurles, Carlow y Waterford y para el que hay prevista una oferta de 250 plazas repartidas en dos turnos. De Diego recordó que el programa se erige sobre cinco pilares: las familias irlandesas, muy abiertas y experimentadas, con un único estudiante hispanohablante en casas, asistidas por una coordinadora de familias “que está siempre pendiente de los niños”; los prestigiosos centros educativos, con excelentes instalaciones y servicios; el programa educativo y de ocio; el factor humano y de seguridad, con monitores bilingües que acompañan a los alumnos todo el tiempo para velar por su seguridad y bienestar; y la comunicación con las familias españolas, fluida desde el momento de la inscripción y diaria vía whatsapp durante la estancia en Irlanda, además de con una persona de guardia 24 horas al día para cubrir cualquier necesidad.

Miguel Prim, por su parte, indicó que “los chicos nos hacen sentir que es una aventura y gracias a ellos mejoramos año a año”. Este año, por ello, además e adquirir habilidades emprendedoras “también van a aprender a liderar en el sentido de  aprender a liderar sus vidas, a tomar decisiones de forma inteligente, a formar parte de un equipo”. En el programa se pretende, según Prim, que los participantes aprendan idiomas, disfruten y se diviertan a la vez que sus padres estén tranquilos y tengan la confianza de saber qué hacen sus hijos, para lo que se crea desde el primer momento “un cordón umbilical muy importante para que todo funcione bien”. Se trata, añadió de que los jóvenes sepan que trabajar en equipo conlleva el desarrollo de unos valores: solidaridad, compañerismo y cooperación; eso genera una felicidad interna que les hace desarrollar cosas que ellos creían que no podían, para lo que se les ayuda a hacer crecer su autoestima y, en este programa, en inglés. Como detalló, los jóvenes saben más inglés del que creen, y hay que meterlos en una burbuja de inmersión para que ellos lo vean: clases de mañana y diferentes actividades de tarde, todo en un clima muy dinámico. Como ha concluido el director de H4, “es un programa que nos hace crecer”.

 

Start Up English, en profundidad

Durante su estancia en Irlanda, los jóvenes asistirán a 20 horas semanales de clases de inglés, talleres y actividades para desarrollar sus habilidades emprendedoras, tecnológicas y de liderazgo, contarán con 3 excursiones de día completo a diferentes localidades irlandesas, así como deportes y actividades de grupo durante 2 tardes a la semana, acompañados por monitores bilingües. Igualmente, el programa promueve el conocimiento de la cultura irlandesa a través de sus divertidos talleres de cocina, y del intercambio con jóvenes nativos, todo ello con un importante componente lúdico y de ocio.

Start Up English tiene como objetivo añadido al aprendizaje del idioma, fomentar la creatividad, la imaginación, el autoconocimiento personal, la comunicación y el trabajo en equipo, estimulando la proactividad de niños y jóvenes. Los participantes se alojan en familias con gran experiencia y excelentes referencias, en régimen de pensión completa, y desarrollan las distintas actividades en centros formativos de los municipios, con instalaciones adecuadas tanto interiores como exteriores y deportivas.

En el programa se cuidan especialmente la seguridad de los chicos y que exista una comunicación fluida con los padres, por lo que se ofrecerá información diaria mediante WhatsApp, y los niños cuentan con el tutelaje y cuidado de un monitor, que les acompañará cuando estén fuera de las familias, y estará localizable telefónicamente las veinticuatro horas del día.

Para hacer más accesible a las familias esta iniciativa, la fundación beca cada matrícula con 500 euros. De este modo, el programa, cuyo valor en el mercado es de 2.780 euros costará 2.280. Con el mismo fin, Globalcaja ofrece préstamos en condiciones ventajosas.

Toda la información se encuentra disponible en la página web de la Fundación Globalcaja Horizonte XXII (https://horizontexxii.com/start-up-english-2020/), donde también se realizan las inscripciones.